Mi experiencia en el Servicio Voluntario Europeo

¿Sabes que existe un país que se llama “Possible land”, sí, sí, la “Tierra de lo Posible”? Te hablo de ese lugar donde cualquier meta, por lejana que sea, es alcanzable si pones tus recursos y tu confianza en ti mismo al servicio de la misma. Bueno, vale ya de rodeos; te escribo desde ahí. 

Te preguntarás cómo he llegado a parar aquí y te diré que no ha sido un viaje corto, ocho meses cargados de experiencias que me hicieron replantearme quién era en realidad y lo más importante, si quería llegar a ser la mejor versión de mi mismo. Durante ese tiempo desarrollé talleres para niños, adolescentes y adultos, que personalmente me permitieron reconectar con etapas algo borrosas de mi pasado. Además de mi servicio como voluntario también tuve tiempo de viajar, conocer gente nueva, reír y llorar de alegría… de sentir cada segundo de la vida. 

Esta aventura tiene nombre propio: Servicio Voluntario Europeo. Si quieres embarcarte en este viaje te recomiendo que en tu mochila no olvides meter dos cosas: la disposición a renunciar a aquello que te lastra y las ganas de disfrutar del viaje. 

Jordy

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Otras noticias

Otras noticias

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de Privacidad y cookies.